domingo, julio 24, 2011

Des-vivirnos

Capaz que vuelva algún día, pero tengo que mejorar esta versión gris y desolada de mi misma... ojalá lo entiendas. Al final de todo veo ciertos colores, que por lógica no deben ser feos, pero mis ojos ahora no pueden hacer otro esfuerzo, no pueden.
He estado escribiendo ficciones desde que apareciste, ahora estoy entre echarte de menos, echarte de más o simplemente echarte. Y es una decisión que mi cabeza apura y mi cuerpo demora, una pesadilla que no quisiera estar viviendo por vos, con vos, en vos.
Vino algo, un viento, un presagio, una tormenta y me amputó las ganas de luchar por ser lo que querés que sea, y que no soy. Ya tengo bastante con mis prisas y mis desórdenes, me sobran espantos de vos.
Y he hecho ecuaciones y reglas de tres simple y compuesta, pero siempre llegué al mismo resultado, lo que no suma, resta; y vos me restás la paz, amor que alguna imprudente vez llamé mío. Los seis grados se empeñan en ser obtusos, y yo juego una rayuela inversa donde el cielo queda donde no estás cerca. Y vos sabés que no éramos así, porque no quiero vivir cruzando los dedos, ni agredir a los milagros para que florezcan, las cosas son, no son o parecen. Yo no te hago completo, porque no estoy completa desde hace tiempo, velo como un regalo, te alejo de la sustancia más volátil del universo, de mi trampa, de mi especie ex-tinta. Si tuviera que elegir finales, no elegiría uno, me quedaría en tus brazos por obra y gracia de la fuerza de gravedad cero que me impulsa a tu existencia. Si tuviera que elegir final, elegiría el de la sonrisa y fue un placer conocerte, pero nos vendamos tanto los ojos, que la única posibilidad es la matanza, ayudame, mis manos no pueden abarcar el extenso mundo que creamos para vivirnos, para sentirnos, para encontrarnos, apenas puedo con las sombras que dejamos dibujadas en las sábanas, con el calor inconfundible de tu mirada, con la chica que te sonreía sin parar al verte parado enfrente de su complicada mismidad. No puedo sola. Necesito tu complicidad una vez más, esta vez para jugar a los adultos responsables. Y al final del día, una noche nos vamos a acostumbrar a dormir sin hablarnos, a querer sin tenernos, a borrar con desgano.
Fuimos por instantes el sueño conjugado de todas las noches que hicimos crecer, entre tu voz maravillosa y mis treintamil maneras de decirte que eras vos, mi vos.
Incumplo el contrato por falta de conceptos, te dejo todo y cada uno de los momentos en que fuimos felices, no me conviene atesorarlos, porque me debilitan en este nuevo camino. Te retiro la pesada carga de ser mi última confianza, y mi elegido. La vida tuvo un giro inesperado, y por segundos fuimos invencibles, hasta que nos vencimos, y no nos vamos a culpar por eso.
Si te sirve de algo yo quería ser el final de tus tiempos, asumir con tamaña arrogancia la dificil tarea de verte envejecer y que me veas, quería ser tu compañera y tu salto al vacío. Tu alma es un lugar del que escapo por motivos de fuerzas menores, pero convincentes. Pero no te ciegues, estuve ahí e hice mi castillo de arena. Las mareas y el agua hicieron lo suyo, y yo sin techo no sé vivir, y menos con paredes que se alzan entre nosotros, porque ya no te veo...
Hice lo que pude y perdón por todas las cosas que no pude, como materializarme en tus ideales.
Me voy sin hacer ruido, cuidate y cuando salgas, apagá la luz, la de no vernos.

4 comentarios:

  1. Como siempre el mejor camino es entregarse a lo q es, q es exactamente igual q entregarse a lo q no es. A partir de ahí todo se vuelve simplemente natural y elegido. Una vez mas: felicitaciones!

    ResponderEliminar
  2. Me rompiste el corazón. Si es que quedaba algo por romper.
    Tus palabras me llegan profundamente. Allí donde la incertidumbre espanta. Tanto que duele.
    Las reglas, porque no hay ninguna que de a 3 sea simple, deben correrse hasta sonde permitan medirnos. Todo lo demás, no sirve.
    De cualquier modo, el 5 es un numero mágico. Que sirva para multiplicar.

    CLʚϊɞ

    ResponderEliminar
  3. We me encantó! Palabras exactas, todo tan perfecto y bien explicado. Me siento tan identificada con esta nota que no me canso de leerla una y otra vez.
    Creo que te entiendo, creo que me pasa lo mismo y creo que eso es exactamente lo que tendría que hacer en este momento...

    Me encanto posta! Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Todo lo que podría haber sido...NO EXISTE. Pero mientras lo soñamos fue hermoso, y posiblemente cuando pisemos la realidad lo hermoso duela.

    No se esto lo lei o lo fui escribiendo con mis ojos mientras lo leía.

    Beso,
    Mar.

    ResponderEliminar