miércoles, mayo 18, 2011

Naufragio.

Alguna (maldita)fibra de mi cuerpo todavía no entiende tu amor. Y jode (me ves sonreir?).
Porque puedo recurrir a la bastardeada frase de no sos vos, soy yo, y hacértela fácil (no es lo que siempre hago?). Pero no, no se trata ni de vos ni de mi (intentábamos algo más grande). Antes que llegaras con tu ojos a mirarme, alguna raiz me creció en el miedo, e hizo árbol, y dio frutos podridos. Eva no es todo manzanas, hay gusanos y gravedad, hay verdulerías y sección de congelados (parece una imbecilidad si no leés entre líneas). El árbol no siempre es del conocimiento, a veces es de olvidos prolongados y ausencias latentes, a veces oscurece, y a mi me está tapando las hojas sin ramas sin nudos sin nidos la vista.
El pecado, amor mio, ( perdoná si no me rio esta noche de lo que me rio siempre que hablamos de pecado) el pecado no somos vos y yo explorando a traición las pieles que nos abrigan, el pecado no es nada original, no se trata de vos metido en mi sangre (en mi a secas), no se trata de mi tejiendo telarañas en tus labios de fuego, NO, el pecado es que no sepas a esta altura, que nunca bajo ningún concepto mi primera línea va a caer por tus armas, porque disparás con el sueño equivocado de esa manera tan tuya, tan enorme de hacerme sentir perdida, y no encontrada. El pecado es omisión de lo que podría ser nuestro, si yo desdibujara la trinchera absoluta y feroz que me traga, para salvarme de vos, de tu garganta, de tus voces.
Y mientras desconocés o negás la realidad, yo aprendo orgullosa y tímida el arte de tocarte sin tenerte, de quererte sin noticias, de presentirte con prolijidad tras mis huellas, y me voy acostumbrando a hablarte de noche, a decirte silencios y miradas al aire, y un dia, no sé cómo ni cuando, vas a amanecer bordado en mi cama, en un punto cruz (PORQUE ESO SOS PARA MI), y milimetricamente calcado, un dia voy a aprender a dormir sin llorar fantasmas, supongo que te vas a dar cuenta, te voy a dejar apretado en tus dedos (tus maravillosos dedos) las coordenadas de lo que nunca le debió suceder a nadie, pero me pasó a mi sin vos.

So let me see you smile again
Dear Prudence
Won't you let me see you smile?

4 comentarios:

  1. Ah que yo pensaba que no leería alguna cosa que me tuviese así rendido en sus palabras y a sucedido.

    Positivo pues.

    Una linda acumulada energía

    ResponderEliminar
  2. Gracias nena por tu bello comentario, energía si y mucha, mal encaminada, también. Lo que nos pasa. Beso

    ResponderEliminar
  3. "un dia voy a aprender a dormir sin llorar fantasmas"

    buenísimo!!!

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por deleitarme de tus tantos escritos, haz obtenido un nuevo lector. Encantando. Saludos.

    ResponderEliminar