viernes, mayo 13, 2011

Dejá mi sombra y andate, sabe volver a casa sola.

Me rindo. No quiero. No puedo. Me pierdo.
Te rindo. Te quiero. Te puedo. Te pierdo.
Me acerco, me alejo. Destruyo, no pienso.
Te quiero (enter) Te necesito (enter). ¿Cómo estuvo tu dia? (enter)
Vos (enter-entre) Yo.
Te dejo. Me muerdo. Te extraño. Te ausento.
Me dejo. Me muerdo. Me extraño. Me ausento.
¿Vos creés que esto es justo para nosotros? (enter)
¿Tenés idea de lo frío que es quererte en esta silla? (delete)
Matáme. Insistíme. Dejáme. Insultáme.
Vestíme. Deseáme. Miráme. Odiáme.
Me siento sola (enter)
No quiero sostenernos (enter)
No quiero inventarte (delete)
¿Has pensado que mi trasero tiene más horas sentado pensando en tus manos que sin pensar y entre tus manos?
Me estoy ahogando en noches de vos.
Vení salvame del absurdo
Tocame, mi amor tocame, sin a través de mis dedos.
¿Te has preguntado alguna vez que hay detrás de mis silencios?
¿Te has preguntado alguna vez a quién de los dos le dio la bala en el pecho?
Levantáte la ropa, mirate bien, ¿estás entero? Demasiado. ¿Sangrás? Yo sí.
No quiero, si quiero, no puedo.
¿Te has preguntado alguna vez que sabor tiene mi boca cuando tengo miedo?
¿Te has preguntado alguna vez qué peso específico me llena las lágrimas cada vez que te vas?
Mi boca tiene ausencias masticadas en tu nombre.
Probámela, robámela, marcame.
Estoy enojada con vos. (delete)
Estoy perdiéndome a mí. (enter)
No quiero vacio de sin vos.
No quiero elegir descansarte.
Adentro de mi alma, hay alma (y a mi alma le duele la piel) (negrita y subrayado)
No soy valiente de insomnios de miedos.
No soy destiempos.
¿Vos sos el príncipe? (enter)
¿Yo duermo? (enter)
¿Me vas a despertar alguna vez? (enter)
Vení matá a la villana, (que soy yo) seguramente esta noche (enter)
Porque cuando apago la luz y enciendo la noche, no existís.
Me duele la mente que mueve a la mano que toca el deseo y me deja temblando, vacía.
Me duele la mano que busca tu mano, que quiere un minuto de tiempo del tiempo que no tenemos para darnos.
Me dolés y te quiero, ¿existe tal mierda?
Me cortás con tu ausencia el hilo delicado e infinito de las cosas como deberían ser.
¿Existe la brisa cuando se junta con un viento o se desdibuja y se pierde?
Contestáme eso. (enter)
Contestáme algo. (delete)
Mentime un poco el color del futuro.
¿Te sirve saber que hoy te llevo en mi sangre? (enter fuerte)
¿Te sirve saber que se nubla la mirada de lo perfectos que somos separados? (delete)
¿Te alcanza saber que desgarra la punta del infinito que te quise regalar? (enter)
No quiero la pena comiendo los caminos que no hemos recorrido para encontrarnos.
Antes de vos yo era invencible.
Tu voz.
Tu voz me hace llorar. Tu voz no me cuida del saber la infamia descolorida y estéril que es amarte de vez en cuando con el cuerpo.
Tu voz me quema los papeles dónde iba a escribir la historia del hombre y la mujer, de las mil y una y pico noches, del suicidio que fue no saber de antemano que te iba a querer como a nadie. Me tomaste desprevenida, hice planes con vos con fecha 2.030 en futuro perfecto. Vos verbo en mí, yo que he perdido la fuerza de seguir fingiendo que soy maravillosa y autodidacta, yo que no entiendo cómo voy a aprender que no tenés que ser dónde sos, elijo la noche y la inmediatez exquisita de este dolor que crece y se multiplica, con la que esta vez presiento mi última palabra.
Adiós (enter).

4 comentarios:

  1. A vos te conozco de algún lado, anónimo. Gracias por pasar.

    ResponderEliminar
  2. Merecidos elogios, por sublime (en negrita, enter furioso). Y bienaventurado el "muso inspirador" :)

    ResponderEliminar
  3. Muy hermoso. Tiene una musicalidad de Oliverio...
    como este poema...
    http://www.poesia-inter.net/og32012.htm

    ResponderEliminar