sábado, abril 23, 2011

No me digas que no

Soñás conmigo a veces con los ojos entreabiertos?
Te imaginás mis mañanas y mis días negros?
Sobrevivirás a mis tormentas y a mis diatribas,
a mis inversos proporcionales,
a las orillas de mis puertos no deseados?


Elegirás mis manos equivocadas,
mis medias tintas y mi domado y redomado
gusto a "nada es para siempre" de mi boca?
Mutarás mis silencios en graves o notas en escala,
incendiarás mi cama en esperas?


Dormirás mi irreproducible calidad de sombra,
mi desgano, mi desmemoria selectiva?
Me encantarás la lengua a tu boca, y a la serpiente
siempre a punto de engañarme las manzanas?


Envenenarás tu ausencia persistente,
mi insólita manía de ocasos y dudas?
Matarás mis fantasmas y mis temblores
de piernas, cada vez que miras
de deseo inconfesables mis ganas?

Querés ser el sujeto adorado por mis versos,
te animás a forjarme futuro y perfecto
imantada a los minutos que te hacen horas mi piel?
Querés ser el amor de lo que alcancé sabiamente
a guardarte de mi vida?

2 comentarios:

  1. Eva, tu poesía me resulta particularmente atractiva. Me gusta perderme en el oleaje de tus imágenes y el cielo del sonido de tus versos.
    Cariños

    ResponderEliminar
  2. Estimado visitante, desde ya se le agradece su visita, y su lectura, porque al final escribimos en parte para exponernos a la mirada del otro, si incluso, lo hacemos sentir en imágenes la satisfacción es inconmesurable. Cariños para vos, te espero de vuelta, este lugar te da la bienvenida, su dueña también.

    ResponderEliminar