sábado, enero 14, 2012

Hipérbola

Te regalo una línea para que no la cruces.

Te vas a quedar parado detrás de esa luz que decías ver en mis ojos. No intentes distraerme con palabras hermosas que dibujan tus expectativas que no se parecen en nada a las mías. No es una pausa, te estoy expulsando de mi futuro.

Es una línea y yo estoy del otro lado.

Una simple línea, simbolismo abstracto, o millones de puntos que nunca puntuaron nuestra realidad. Yo te ayudo, es justo; viene con manual y advertencias. Leélas.
Una vez supiste verme a los ojos y juraste verme diferente, pero te equivocaste. Antes era brisa irresponsable en tu balcón y te abracé todos los puntos cardinales sin temor al tiempo que escapaba rápido, sin temor a las estaciones que inexorablemente pasaron.

La primavera me ayudó a saber que las flores a veces se marchitan de tanto esperar al sol.
El verano incendiario me puso alerta de las diferencias entre lo que abraza y lo que quema.
El otoño me enseñó que la temperatura exacta del carácter es templada y que tu frío de noche , a veces me aterraba.
El invierno finalmente se llevó las hojas del libro que nunca escribimos, y supe que dolía menos tocar el hielo que no poder ser tu abrigo, que hacía tiempo que "nosotros" había muerto en la intemperie de frío.
Y aprendí, estación tras estación, que existe una diferencia enorme entre realidad y promesa.
Que esos ojos tuyos pudieron ser remanso y fueron laberinto; que si no escapaba iba a caer en un abismo, el de tu piel.
Me ahogué nadando en las posibilidades de tu saliva, me ofreciste playa y orilla y me dormí al sol con el sol acostado en cuerpo.
Pero una chica como yo fue muchas veces naufragio en tus olas y un día entre tropezón y caída, entre mirada y desencuentro, me enseñaste que existe la posibilidad de protegerme de vos.
 
Lo siento, debe doler saber que no me escudo con vos, sino por vos.
Sentilo, y que duela. A mí me duele.

Si pudieras elegir, mi cielo, ¿elegirías conmigo tus instantes?
Si tuvieras madera de nido, ¿harías por mí una excepción?


No nos verán los atardeceres y sus juegos de sombras caminar de la mano.
No seremos sueños ni promesas inconclusas.
En esta eternidad no nos diremos nuestros.
Un día cualquiera enfrentamos la verdad con serena calma, pero vos y yo sabemos que nos atravesó la carne, sabemos más de nubes que de lluvia; más de hojas al viento que de raíces fuertes y los pies nuestros nunca en la tierra, tierra nunca fértil.
Elegimos la historia donde éramos caricia y prisa por llegar a vernos y yo era piel de tu piel, y vos mirada y viento, víspera y día pleno.
Elegimos la historia pero la historia no nos eligió.
Me voy dónde el miedo haya comprado menos hectáreas, donde haya suelo firme, dónde tal vez encuentre a la chica que no necesitaba vivir cuidándose hasta de su sombra. 
Vos, yo, sin nosotros, ni puentes ni escaleras, sin infinito ni mañana, sin carne sin verbo, sin sangrar ni necesitarnos, eterna potencia, atrapados en el tiempo sin final ni despedida.

Vos, yo: un nudo apretado y solemne en la garganta del destino.

La línea es tuya, no la cruces, yo estoy del otro lado.

Cerrá la puerta y apagá la luz, sos el último en salir.

17 comentarios:

  1. Me quedé sin palabras y un nudo en la garganta. Eso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A vos me gustaría verte más seguido, te hice un afecto paralelo y me encanta que me vengas a leer.

      Eliminar
  2. "No es una pausa, te estoy expulsando de mi futuro"
    Es la mejor definición por un mal merecido. El suyo, por supuesto.-
    Loves

    Cl

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un año después tu amiga la colgada viene a decir: gracias por pasar, gracias por varias cosas más. Merecida la expulsión por juego sucio. Besote.

      Eliminar
  3. Esa frase:
    "Lo siento, debe doler saber que no me escudo con vos, sino por vos.
    Sentilo, y que duela. A mí me duele."
    Me sigue pateando duro, sabelo.
    Quedó sublime! Te abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mariana :) me gustó este texto en particular porque lo compartimos de alguna manera y fue lindo!! Quiero repeticiones. Abrazo.

      Eliminar
  4. Expulsados de un futuro. Autoexiliados de otros futuros. Autoexilio de emociones. Racional.
    Qué complicados somos.
    Desgarradoramente hermoso.

    <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que complicados somos, que delicioso serlo.
      Que lindo que seamos amigas, nada que ver con nada pero te lo quería decir. :)

      Eliminar
  5. justo hoy paseando por unos textos de los setenta de T.E.Martinez, me reencontré con un verso de un poema de Borges, el poema se llama Límites.
    Lo gracioso es que (si bien me consta que hay una matemática en Borges) nunca me había dado cuenta de que tal vez dicho poema, era una alusiòn matemática mas que poètica, al irse y hasta que punto uno se ha ido y hasta que punto ha echado al otro.
    Lo interesante de tu texto es (creo) que la que dice regalar una lìnea, al fin y al cabo regala un límite. El limite y la curva no se tocan, tal y como, hay limite hay una linea y no hay "nosotros" en tu texto.
    El lìmite regalado no es un territorio sino algo mas parecido a una distancia.
    Lindo texto,
    salù
    Arrabal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luciano, yo a vos no te puedo decir mucho. Vos sabés hace cuánto nos leemos? siglos. Vos no tenés idea de lo feliz que me ponen tus comentarios.

      Eliminar
    2. seguramente siglos sea decir mucho, mas que por la cifra, por el plural. Con lustro (sustantivo) me quedo, que es mas o menos por donde anda, así en singular, el tiempo de lectura en plural.
      Ni la mas remota idea che. pero se ve que el este lustro (verbo) es mutuo.

      Eliminar
  6. Y cuando pensaba que la melancolía se proyectaba al pasado, leo melancolía en tiempo presente.

    Genial!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te adoro el del montón, yo te lo dije el primer día, todo lo contrario al nick sos vos. One of the kind. (creo que así era, no?)

      Eliminar
  7. Estoy emocionada de leerte y leerme en tus palabras tan bellamente escritas.Eso de poner en palabra los sentimientos de manera tan universal,es un don de los grandes escritores y tú lo posees.Felicitaciones!

    ResponderEliminar
  8. Simplemente maravilloso. Escribís tan lindo que hasta me gustaría estar con vos para que me dejes, y luego inspirar este texto maravilloso, jajaja. Besos, y seguí escribiendo de esta manera. Me encanta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que lindo lo que me decís, pero no sé preferiría quedarnos. Digo...que se yo.

      Eliminar