lunes, enero 10, 2011

amor decreto

Si lees esto, lo más probable es que no sepas que imaginar tus ojos sobre mis letras me quita el aliento por anticipado, o cómo tal vez explicaría cuando juego a ser poeta, mi piel tan delicada y nerviosa presiente tu inocente mirada a estos rincones insurgentes que jamás te he mostrado, ni sabés, ni vislumbrás de mis recontraretorcidos sentimientos.
Porqué no te los he mostrado? Vos decís que ya no estoy en edad de profesar devociones secretas? Tampoco estoy en edad de comer manzanas de caramelo en el parque, y lo hago, pensando que te como la boca y me dejás pegoteada, pero eso, le quita el encanto, yo hago lo que puedo.
Y porqué no te lo digo? Vos creés que es muy especial sentir sin limitaciones? No, duele y estoy aprendiendo, y si te puedo proteger de mi mundito sinsentido consentido con uñas y palabras, lo hago, porque al final sin saberlo (ojalá que ya te leas) sos cosa importante que hace querer ser mejor, aunque eso signifique todavía el descaro de decir, aunque la noche pase, y yo te tenga y no...(esto ya es el colmo).
Tengo más problemas en destapar mi juego, porque con mis manos herimos todo lo que tocamos de fastidio, ensuciamos ese impecable que te viste esta noche (porque debería ser de noche para que me leas)y no ensuciamos por maldad, simplemente porque al tocarte te convertiríamos en humano y tangible y si vivís en mi imaginación, por el contrario construido de a poquitos, de a ratitos sos inalterable, insaciable, pero inaccesible e intocable, no mío.
Entre mates y guitarra, dibujo una sonrisa con la yema de los dedos en tu foto, en tu boca que boceto de fuego, no de papel, te sonrío con hoyuelos, como una niña que está cometiendo una travesura, y te pido con voz de brisa que me mires caminar descalza, que me rasgues milonguita entre tus cuerdas, que me beses esta noche, de lejos, ojo de lejos, con tus besos mitad cielo, mitad tierra fresca. Que me escuches atentamente, porque tal vez ( mis talveces y mis jamases son medio incrédulos pero...) nunca vuelva a delatarme, vivo presa de un orgullo forjado a rojo vivo, mundano y traicionero, pero humano como estas piernas que se quieren enredar en un recién aprendido tango con las tuyas.
Entonces resumamos, te estafo, te guiño el ojo, me acerco y me alejo, me quiebro en tus brazos ( si, a vos te hablo) con vos que mido el camino al infinito y lo reinvento y a vos te digo también que no quiero no saber lo que es vivir y morir sin haberte dicho una vez y a los ojos "te quiero". Esa es mi desmedida pretensión.
Lo leíste? te quiero, cada vez me suena más color carne con ese matiz sueño de la sombra de tu cuerpo y el mío.
No tengo idea de cómo hacerte hombre en esta mujer absurda y misteriosamente porprimeravez cobarde en su vida, como si esta vez por fin en vos, hubiera encontrado una buena noticia en letras grandes, vos titular de mis ojos, o un gran secreto para contarte al oído en puntitas de pie, sin embargo a esta altura me abandonan las esperanzas redentoras de que sepas que te escribo con tinta roja, paredón.
Igual, me la juego, si a esto se llama jugársela, y te voy a ir dejando por todos los troncos que vea, tu nombre y el mío, juntos, esculpidos y entrelazados, como deberíamos ser uno en el otro, si yo tuviera una boca que justificara su existencia.

1 comentario:

  1. Lo mas interesante de la imaginación (creo) es que no hay forma de corroborarla. Uno no se equivoca nunca cuando imagina. A lo sumose desilusiona, pero nunca se equivoca.
    salutes
    Arrabal

    ResponderEliminar