sábado, septiembre 19, 2009

instrucciones para salvar el odio eternamente

yo te dije antes de despedirnos...si alguna vez necesitas algo de mi, no lo dudes...y tu te quedaste callado.
Como dejo de creer en ti?
no podrías ayudarme, ahh pero tu te quedaste callado.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario