domingo, julio 24, 2005

unos minutos ausentes

Me siento como un perro sin dueño

Hoy no quiero poesía, ni nada que pretenda serlo.

La naturaleza humana suele ser bestial en mí.

19 comentarios:

  1. Perdón a la gente que me lee y que leo, por esta ausencia prolongada, pero tengo ciertos problemas, y pues ya me pondré al corriente.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. tomate tu tiempo, si no apetece poesia pues no apetece. A veces un poco de realidad nos choca pero.. asi es la vida. Un beso y ojala te tengamos de vuelta pronto.

    ResponderEliminar
  3. volveremos a vernos (suena a amenaza, pero no)

    ResponderEliminar
  4. s-siro : dalo por hecho, y si...un poco de realidad es inevitable. Saludo

    Manuel H : ya verás que si ( y es amenaza ) Saludos

    ResponderEliminar
  5. la realidad es el unico lugar donde puedes comer un buen bistec

    ResponderEliminar
  6. Cuando la naturaleza nos fuerza a ser humanos no necesitamos ningún collar...
    Sosiego que te acuda

    ResponderEliminar
  7. Nada, nada niña, mejor recuperar tu humanidad que andar ladrando por el bloguniverso.

    Nos vemos...

    ResponderEliminar
  8. No te preocupes cielo, sabes que no sólo estaré esperando, si no que puedes contar conmigo.

    NO LO DUDES, de verdad.

    Un abrazo sincero y un sueño más para guardar en nuestra cajita :)

    ResponderEliminar
  9. En el solitario tiempo encontrarás la respuesta a tu búsqueda.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Salté dos casilleros (desde quebrantapájaros) y caí aquí. Ud., azul amiga, tuvo la delicadeza de dejar puesta la red: adoré su blog.

    ResponderEliminar
  11. Así funciona el mundo, arriba y abajo, no se puede estar siempre en un mismo lugar...

    Besos ausentes.

    ResponderEliminar
  12. Así es la naturaleza humana... con todos.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  13. ya lo dijo Paul Auster en Leviatán: "La poesía es algo hermoso, pero no vale la pena que se te congele el culo por ella".

    ResponderEliminar
  14. ¿Cómo es posible que estas tres líneas, aun con sus renglones vacíos entre medio, suenen tan honestas? Ya comienzo a disfrutarlo.

    ResponderEliminar
  15. Y qué somos sino bestias, más bestias que las bestias pero que lamentablemenre un día aprendimos matemáticas.

    Perdón por la insistencia, no me puedo contener y no sé dosificarme.

    ResponderEliminar
  16. bestial en ti y en todos. Los seres humanos somos mucho más bestias que las supuestas bestias

    ResponderEliminar
  17. La negación de la poesía ¿es ese su origen verdadero?

    ResponderEliminar