lunes, mayo 23, 2005

show must go on

No tengo tiempo pero no me arrepiento, ser como el viento no es una maldición y las canciones las compongo caminando, por eso algunos versos se me van....
( Andrés Calamaro )


Reloj de arena, ante mis ojos tu implacable crueldad...

Hoy no voy a hacer trampas, y cuando nadie mire, voltearlo, ganarle al tiempo, me he levantado tan gris, que acepto mansamente este destino, te propongo que tu lo hagas también, habrá que juntar muchos dedos para contar las horas que no estaremos por aquí, que no jugaremos al amor, ni intentaremos besos extensos...
Te diste cuenta que te amé aquella noche sin mi sangre? Te das cuenta que la luna no entró por mi ventana y te bañó el cuerpo de letritas escurriendo amor? Sientes que se aleja la aurora lentamente y ya no nos encuentra despiertos enredados, intentando saber que gemidos nos pertenecen?

Reloj de arena, grita tu amargura de tiempo extraviado.

Tahúr e hipócrita me juego todo a tu nombre, todas las fichas a la mesa y espero tu apuesta, el todo la nada y el final del juego.
Que quedará de nosotros cuando el tiempo nos queme? Te acordarás de mi, de mi mirada sin anclas, del calor de mi piel?
Volveré a ser la misma, sin ti, un fantasmita invisible, que no asusta ni se asusta, un espacio vacío, un planeta desierto, una sonrisa inventada, un pedacito de ganas.
Una mujer, un espejo, los reflejos, los pendientes, las murallas, los sabores, tus colores, tantos miedos, el exilio, la batalla, estas pieles, tus olores, la derrota, el olvido.

Reloj de arena, contempla a tu malabarista, va a comenzar la función.



4 comentarios:

  1. Wow, me sorprende tu sutileza y la manera en que gastas tiempo en una mierda como es BLOGGER, que horrible pasatiempo eres una "geek" horrible

    ResponderEliminar
  2. No se puede culpar a los tahúres. cada uno apuesta según en pleno ejercicio de su seguera.
    Hemos sido, es cierto, ¿qué seremos mañana para nosotros y para los otros en los que hemos sido? No se si hay palabras para eso. Tal vez sólo silencio y olvido. Y saber que toda esta ternura inmensa de pronto quedará como un puntito de luz que se pierde en la noche. Ojalá, aunque más no sea, la leve humedad de un beso.

    ResponderEliminar
  3. Esta es la paz que disfruto, la de recorrer tus letras con tranquilidad, asi me gusta, venir, posarme, leerte... irme con la paz del cuerpo

    ResponderEliminar
  4. Un reloj de arena necesita ayuda para continuar midiendo el tiempo.

    Saludos

    ResponderEliminar