viernes, abril 29, 2005

Fuera de mí

Porque se te concedió el poder del fuego? Porqué cada vez que me tocas me dejas consumiéndome entre pequeñas flamitas que sobreviven tu ausencia?
Un infierno, dos manos, algunas palabras, tu lengua y todo arde.
Y no soy mía, ni mis piernas, no soy mía en mi cama, no soy mía en tu cama, no soy mía en el teléfono, no soy mía en el piso, no soy mía en la noche, no soy mía...pero tampoco soy tuya, soy de tu fuego.

2 comentarios:

  1. Será quizá que la otra persona tiene el fuego, pero tu pones el cuerpo qué prender ;)

    Precioso.

    ResponderEliminar
  2. Aunque no los soporte, les oí decir "todo arde si le aplicas la chispa adecuada", y tuve que darles la razón.

    Lo que quiero decir es que algo habrás hecho tú también, no quieras echarle todas las culpas al fuego.

    ResponderEliminar