miércoles, abril 20, 2005

El principito

Al fin el principito descubrió una ruta, luego de haber caminado a través de arenas, rocas y nieves durante un largo tiempo. Todas las rutas van hacia la morada de los hombres.
-Buenos días-esbozó el principito.
Se trataba de un jardín lleno de rosas.
-Buenos días-respondieron al saludo las rosas.
El principito las observó detenidamente..., todas eran semejantes a su flor.
-Quiénes sois?-preguntó sorprendido el principito.
-Somos rosas-contestaron las rosas.
-Ah!-exclamó el principito.
Muy desdichado, recordaba que su flor le había contado un día que era única en su especie y en el universo entero. El principito se encontró con que en un sólo jardín había cinco mil, todas semejantes entre sí.
"Si ella viera ésto-pensó para sí-, se sentiría seguramente avergonzada, tosería un buen rato y simularía morir a fin de evitar el ridículo. Yo debería aparentar protegerla, pues para humillarme aún más, llegaría hasta el extremo de dejarse morir..."
Prosiguió así el curso de sus pensamientos: "Creí ser rico al poseer una flor única en su especie, y no se trata más que de un ejemplar ordinario. La rosa y tres volcanes que no pasan de mis rodillas, de los cuales uno esté quizá apagado para siempre. Verdaderamente..., no soy un gran príncipe". Se extendió sobre la hierba y lloró.

( Antoine de Saint Exupery )

7 comentarios:

  1. Deberíamos ser capaces de ver que cada pequeña cosa, aunque existan muchas más, es especial porque nosotros hacermos que lo sea.

    Siempre me ha encantado "El principito"

    ResponderEliminar
  2. Siempre, desde que era un crío, he odiado con todas mis fuerzas a ese comeyogures altivo y vanidoso que es el Principito.

    ResponderEliminar
  3. Peleamos????? quizás era tan simple, tan simple que nunca lo entendiste, en que parte dice que comía yogures????

    ResponderEliminar
  4. ¿¿¿Me estás amenazando??? Mira que si mi Peter Pan agarra a tu Principito delicado y mimoso, seguramente lo colgará por los pies de la rama más alta del baobab más cercano...

    ResponderEliminar
  5. ayyyyyy no inventes...jajajaja,bueno al menos saber que tienes un Peter Pan, burlón y que nunca quiere crecer, osea inmaduro e infantiloide, amenazado estás, confio en tu poder de no sentirte amedrentado :P

    ResponderEliminar
  6. la anonima soy yo, que me exalto, y se me olvida hasta el nombre

    ResponderEliminar
  7. Qué poco anonimos son a veces los anónimos, y siempre se alegra uno de ver a ciertos anónimos en los lugares más insospechados...

    ResponderEliminar